El funcionamiento de la economía digital en México requiere de confianza y seguridad

  •  Importante la continuidad a los acuerdos estipulados por el G20 en cuanto a digitalización, seguridad e Internet de las cosas (IoT).  

  •  Sin confianza y seguridad no será posible utilizar los servicios digitales públicos, y como consecuencia México seguirá siendo un país en vías de desarrollo. 

  •  Falta establecer enlace entre el área responsable de la Estrategia de Ciberseguridad del actual gobierno con los expertos en soluciones de seguridad, así como seguimiento en el desarrollo de servicios digitales. 

 La transformación digital es una fuerza impulsora del crecimiento global, innovador, inclusivo y sostenible. Su importancia es tan relevante que desde 2015 los líderes del G20, entre ellos México, reconocieron que vivimos en una era digital y que el uso efectivo de las tecnologías digitales es un factor trascendental para mejorar la eficiencia y la optimización estructural económica. A finales del año pasado, en Buenos Aires, se reafirmó el plan 2020 en materia de seguridad y conectividad, el cual tiene por objetivo que en 2025 el 100% de la población de estos países cuente con acceso a Internet. 

Como parte del RoadMap para la digitalización: políticas de un futuro digital establecidas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) a petición del G20, NETSCOUT destacó que se ha puntualizado en la confianza y la seguridad como parte fundamental para el funcionamiento de la economía digital; sin éstas, la aceptación de las tecnologías digitales puede ser limitada, lo que socava una fuente importante de crecimiento potencial y progreso social.  

Asimismo, la estrategia del G20 y de la OCDE, establece tomar ventaja de la digitalización para desarrollar servicios IoT (Internet of Things) como Smart Cities, Smart Farming, Smart Transportation, etcétera, donde se debe garantizar la disponibilidad del servicio  para generar la confianza de uso entre la población. 

Elías Germán, experto en ciber seguridad de NETSCOUT, dijo que dicho documento recomienda que cada país implemente una estrategia de seguridad informática a nivel nacional, la cual ya existe en México, el asunto es, ¿qué tanta continuidad se le está dando, qué se hizo durante 2018, qué estamos haciendo, qué se planea en 2019? para poder afirmar que como nación tenemos servicios digitales seguros. 

Desde el punto de vista del especialista, falta establecer un enlace entre el área responsable de la Estrategia de Ciberseguridad del actual gobierno con los expertos en soluciones de seguridad; además de un mayor interés y compromiso por parte de la nueva administración pública para seguir desarrollando servicios digitales. 

El mencionado RoadMap para la digitalización propone intercambiar experiencias sobre cómo generar confianza y alentar el uso de estándares técnicos, pautas y mejores prácticas basadas en el riesgo para identificar, evaluar y gestionar los riesgos de seguridad tanto del sector público como del privado, especialmente para las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyME). 

También, fomentar el desarrollo de estrategias nacionales de privacidad teniendo en cuenta las diferentes necesidades de los países. De igual manera reconocen la importancia de promover la interoperabilidad entre los marcos de privacidad de diferentes países. 

De no darse continuidad a lo estipulado por la OCDE, el principal riesgo que se corre de acuerdo con Elías Germán es que los servicios públicos digitales podrían no ser seguros, e incluso no estar disponibles cuando salgan a producción, por lo que los usuarios no van a confiar en utilizarlos. “Si no hay confianza en los servicios, simplemente no vamos a usarlos como población. Y si no los usamos, la consecuencia es que México sigue siendo un país en vías de desarrollo porque la gente no confía en los servicios nuevos, no son de calidad ni tampoco seguros”.   

IoT, entre los puntos clave por el G20   

Como se mencionó anteriormente, los países del G20 también buscan fomentar el desarrollo continuo de IoT, por lo que pretenden trabajar juntos en las áreas de digitalización de la producción, ciudades inteligentes, movilidad inteligente, seguridad de TI y agricultura inteligente. 

Adicional a esto, fomentar centros de excelencia, centros digitales (para empresas emergentes) y agrupaciones para informar y apoyar a las MiPYME, así como para explorar sinergias con varios socios, incluidas grandes empresas. 

Por último, Elías Germán opinó que para garantizar servicios IoT óptimos deben prevalecer los tres pilares de la seguridad informática: Confidencialidad, Integridad y Disponibilidad.  

 

 

Para obtener más información sobre mayores riesgos de seguridad que acompañan a los dispositivos conectados, lea nuestro Informe anual de seguridad de la infraestructura mundial.

  • Posted in ASERT Blog
  • Comentarios desactivados en El funcionamiento de la economía digital en México requiere de confianza y seguridad